jueves, 8 de septiembre de 2016

El Elefante Desaparece (Haruki Murakami)

Haruki Murakami



En anteriores posts y reseñas sobre las obras de Murakami que he publicado en mi blog, siempre había venido mencionando que eran superiores sus novelas a sus cuentos. Pero desde “Hombres sin mujeres”, mostró una gran mejoría. Y con esto no digo que los anteriores libros de cuentos sean malo, sino que no veía un hilo conductor fuerte entre los relatos, y no todos eran tan buenos, siempre había dos o tres muy por encima de los demás. Ahora, con “El Elefante Desaparece”, Murakami se anota un libro de cuentos de gran calidad. Casi todos me parecieron relatos fascinantes, diversos, sencillos pero poderosos y efectivos. Siempre he sabido, y por lo que él mismo ha manifestado, que es un escritor de oficio, así como cuenta en “De qué hablo cuando hablo de correr”, donde compara el ejercicio de escribir con el de correr largas distancias… todo es cuestión de práctica, de resistencia y largo aliento. Murakami, sigue mejorando su habilidad de narrador, cuando ya ha alcanzado grandes cimas en la literatura. Y en este libro de relatos, tenemos una variedad de historias, todas impregnadas de su estilo, con temas recurrentes en su obra, y exploración a temas que no había explorado antes. Desde sus historias con sutiles detalles metafísicos y surrealistas, hasta historias sencillas, con detalles pequeños, pero tratados con su habilidad narrativa, elevándolos a otra categoría… convirtiéndolos en arte, como sólo lo hacen los mejores.

El libro consta de 17 relatos, una gran producción en comparación con su anterior libro de cuentos. A continuación, trataré de comentar varios de ellos: El primero de ellos, “El pájaro que da cuerda y las mujeres del martes”, les parecerá muy conocido para aquellos que ya hayan leído la novela, “La crónica del pájaro que da cuerda al mundo”. Al parecer este relato fue la inspiración inicial para novela, y de hecho, el inicio es exactamente igual al de la novela. Así que es grato volver a encontrarse con esos personajes, de una de las novelas más surrealistas del escritor nipón.

En el relato “Nuevo ataque a la panadería”, una joven pareja recién casada tienen una conversación donde el esposo le cuenta cómo de más joven atracó a una panadería con unos amigos. La idea queda sonando a su esposa, y deciden embarcarse en la misión de atracar una nueva panadería, esta vez como pareja. Es muy divertido, refrescante, y llegas a simpatizar con sus personajes. En “El comunicado del canguro”, un joven de 26 años, que trabaja en el departamento de calidad de un almacén, decide responder de manera especial la carta de una clienta que presentó una queja por un artículo que compró por equivocación. También es divertido e ingenioso el relato, toda la narración es una misiva, ya sea en forma de carta o grabación hacia la receptora y clienta insatisfecha. En “Sobre el encuentro con una chica cien por cien perfecta en una soleada mañana del mes de abril”, el título más largo para el relato más corto, es una historia sencilla y triste de amor, sobre una pareja aparentemente perfecta que tantea y prueba el destino… pero es eso, una historia… y triste.

En “Sueño”, un relato muy interesante sobre una mujer, madre y esposa que un día no puede conciliar el sueño, y empieza a descubrir las virtudes de no dormir, entre ellas leer mucho. Es interesante descubrir junto con ella las virtudes del insomnio, aunque al final resulte en un drama onírico. Me gustó mucho, y te mantiene al hilo. En “La caída del Imperio romano. La revolución india de 1881. La invasión de Polonia por Hitler y El reino de los vientos enfurecidos”, otro de los relatos con título largo, pero es realmente corto, una persona elabora un sistema para recordar estos temas, por lo que los adhiere a su cotidianidad, y realiza comparaciones donde pueda anexar algún hecho que recuerde el suceso histórico. Este es más un ejercicio de estilo.  En “Quemar graneros”, cuenta la historia de un pirómano que se dedica a quemar graneros. En “El pequeño monstruo verde”, un breve relato de un pequeño monstruo que se enamora de una mujer, que al inicio le tiene miedo, pero que pronto intercambia los roles a través de los juegos de la imaginación.

En “Asunto de familia”, uno de los más extensos, pero otro de los que más me gustó, cuenta la historia de dos hermanos jóvenes que viven juntos, y la cotidianidad entre ellos, cada uno con sus andares y sus relaciones. Llega un gran drama cuando la hermana quiere presentar su nuevo novio a su promiscuo hermano. Muy buen escrito, simpático e íntimo relato.  En “Una ventana”, otro bello, poderoso, sencillo y melancólico relato, donde cuenta la historia de un chico que trabaja en una empresa, donde se dedica a responder cartas con otras personas. En una de ellas establece una relación más allá de las cartas con una mujer, y el único recuerdo que le queda, es una ventana. En “La gente de la televisión”, un misterioso relato, extraño y caótico, que cuenta la historia de un hombre que empieza a ver a un grupo de personas que instalan un televisor en todos los lugares a donde él va, y es el único que puede verlos... hasta que empiezan a hablarle de su vida privada.

En “Un barco lento a China”, otro de mis favoritos, o quizás el que más me gustó, comienza con la pregunta ¿Cuándo conocí a un chino por primera vez?, un hombre recuerda 3 historias, sobre los primeros 3 chinos que conoció, entre hombres y mujeres, desamores y viejos recuerdos, es un relato conmovedor. En “El enanito bailarín”, otro de los relatos surrealistas de la colección, cuenta la historia de un enanito que intenta ayudar a un hombre a conquistar a la mujer que le gusta a través del baile, y posicionándose de su cuerpo… con una condición. Este tiene la esencia de un cuento infantil, con magia, entes malignos, posesiones, encanto y a la vez terror. En “El último césped de la tarde”, un relato sencillo, que cuenta la historia de un joven, que se dedica en tiempos libres a cortar el césped para ganar dinero extra, hasta que decide retirarse para dedicarse exclusivamente a sus estudios. Aunque debe realizar un último trabajo, en la casa de una mujer, con quien pasará una extraña tarde. En “Silencio”, el penúltimo relato de la recopilación, y otro de mis favoritos, es duro, doloroso y muy dramático. Y Murakami trata de gran forma el tema del bullying, con un hombre que relata la historia de lo que padeció en la escuela, cuando padeció del doloroso rechazo de su entorno. Y finalmente, “El elefante desaparece”, el relato que da título al libro, es otro de esos relatos lleno de sencillez, pero que tiene un detalle fantástico o inusual, que inmediatamente le da un giro a la historia. Un elefante desaparece en un distrito de Tokio, inicialmente de un zoológico, por lo que le permiten convivir en la ciudad, ya que no representan ninguna amenaza… y finalmente desaparece por completo, y tiene un testigo, que presencia un curioso y misterioso acontecimiento.

Como se observa, una variedad de relatos, casi todos de muy buena calidad, que siguen elevando la figura de Murakami, y especialmente en la parte de cuentos y relatos cortos, donde ya no le veo ninguna debilidad. Ya maneja con destreza el ritmo de los relatos y los deja en su punto. Porque siempre lo he visto, y lo mencionaba en las críticas que le hacía a sus anteriores relatos, como un escritor de largo aliento, que necesita desarrollar la trama poco a poco, como en una novela… pero ya muestra un dominio de las técnicas de las historias cortas, y con 17 relatos, ya nadie puede reprocharle nada. Sólo esperemos que pueda seguir siendo tan prolífico, para que nos siga deleitando con sus novelas e historias cortas. Muy recomendado.


Por promedio entre todos los cuentos:     

8.5/10



Reseña de otros libros de Haruki Murakami en el Blog:

1Q84 Libro 1 y 2
1Q84 Libro 3
De qué hablo cuando hablo de correr
Después del terremoto
El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas
Kafka en la Orilla
Los años de peregrinación del chico sin color
Hombres sin mujeres

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada